Análisis de la N a la Z: Mario + Rabbids Kingdom Battle

Nos remontamos a mayo de 2017 cuando se filtró una imagen del arte de un supuesto juego “crossover” que uniría el mundo de Mario y el de los Rabbids alocados. La reacción a esta filtración fue bastante negativa y nadie tenía expectativa alguna. Entonces llegó el E3 de ese mismo año y en la presentación de Ubisoft nos enseñaron a todos su nuevo juego de estrategia por turnos para Nintendo Switch: Mario + Rabbids Kingdom Battle. No se habían equivocado en la filtración pero sí cambió mucho el modo de ver el juego por parte de todo el mundo. Y por último, llegó la fecha de su lanzamiento el 29 de agosto de 2017, fecha desde la cual empezó la oleada de buenísimas críticas que lo asentaron como un título muy recomendable para los poseedores de la consola de Nintendo sin lugar a dudas.

Imagen capturada durante el juego igual que el resto de imágenes del artículo.

Primero de todo entiendo que no habrá que explicar quién es el famoso fontanero Mario, pero sin embargo, para quien no conozca a los Rabbids, son unos conejos alocados del mundo de Rayman, ya independizados de este, que por un error informático acaban en el Reino Champiñón. Con esto, comienzan los cuatro mundos de la historia principal durante 20 horas que no dejarán indiferente a nadie.

La dificultad sorprende.

Es un videojuego de estrategia táctica convencional donde tendremos que controlar la distancia a la que llegan las armas, las coberturas de los miembros del equipo, los ataques especiales y sobre todo el desplazamiento, todo ello medido en casillas que tendremos que tener muy presentes a lo largo del juego porque todas las dinámicas se basan en ellas. ¿Y por qué sobre todo el desplazamiento? Porque si lo planteas bien, durante el desplazamiento también podrás golpear a los enemigos, apoyarte en un compañero para que te lance lejos o pasar por tuberías. Estas dos últimas amplían bastante la zona de desplazamiento y con una buena planificación podrás sacarle mucho partido.

Durante el juego vas consiguiendo monedas y orbes de poder con los que podrás mejorar tus armas y el árbol de habilidades respectivamente. En este último puedes perfeccionar las habilidades de cada personaje y están divididas en cuatro bloques: movimiento, ataque, técnica y otro. Cada personaje tiene coberturas de distinto tipo, armas con distintas estadísticas de daño, funcionamiento y alcance, así como habilidades especiales.

Los personajes son Mario, Luigi, Peach, Yoshi y las versiones correspondientes de Rabbids. En todo momento tienes que llevar a tres de ellos en fila guiados por “Beep-0”, una especie de robot aspirador con orejas que hace las veces de asistente conduciendo a los personajes a lo largo de todo el juego.

Árbol de habilidades de Mario.

Con todo ello, vas avanzando por los mundos superando batallas, cada dos es un capítulo y de uno a otro hay que superar ciertos puzzles. La tipología de las batallas es muy variada, las más normales son las de eliminar a todos los enemigos, pero también hay de eliminar a un determinado número de ellos, de llegar a un cierto punto, o de escoltar a un personaje. A todo esto se suma que también cuenta con una dosis de exploración porque hay escondidos coleccionables, capítulos secretos y también armas, necesarias para mejorar a nuestros personajes.

La curva de aprendizaje es muy buena, enseguida estarás disfrutando del juego y con todo controlado. Pero llega un punto, sobre todo al final, en el que la dificultad sorprende, se incrementa de manera considerable y raro será superar un nivel sin al menos morir una vez o más. Esto es debido, en parte, a que en cada mundo aparece un nuevo tipo de enemigo dispuesto a ponernos patas arriba la estrategia que llevábamos hasta el momento. No obstante, no supone un problema ya que todo está muy bien implementado y sólo querrás volver a repetir el nivel para conseguir pasártelo. Asimismo, a no ser que no tengas activado el modo fácil, entre batallas podrás recuperar la salud e, independientemente del modo de dificultad, podrás encontrar champiñones ocultos por los escenarios.

Durante el juego en uno de los mundos.

Apartado gráfico bueno y música extraordinaria.

Por un lado, el apartado gráfico es muy bueno, sin salirse de la estética típica del mundo de Super Mario, pero es algo que nunca falla. Como contraposición y único punto negativo del título, en ciertos momentos se nota una bajada de “frames” importante. Esto, en un juego de estas características gráficas, no debería ocurrir pero es verdad que sucede en contadas ocasiones únicamente.

Por otro lado, la música es extraordinaria, todavía mejor que el apartado visual. Va de la mano del gran Grant Kirkhope, compositor de bandas sonoras de videojuegos como Banjo-Kazooie o Donkey Kong 64 entre otros. Trata con un mimo exquisito cada pista de audio y detalle, logrando conseguir que sea una de los puntos del videojuego de Ubisoft a destacar.

Al terminar una batalla.

Modo cooperativo.

A medida que se van concluyendo los mundos, se van desbloqueando desafíos cooperativos que, si bien no es algo a destacar del título, no está de más, y si juegas con algún amigo puedes pasar un buen rato. Cada uno llevaréis un Joy-Con y dos personajes, tendréis que jugar en equipo para superar desafíos nada fáciles donde un fallo de coordinación puede suponer la pérdida del desafío.

Donkey Kong se suma a la aventura.

Finalmente, en el E3 de 2018 se reveló la fecha de salida del DLC donde Donkey Kong pasa a ser el protagonista a lo largo de un nuevo mundo con unas 10 horas de duración aproximadamente. Salió a la venta como DLC únicamente o en una versión llamada “Gold Edition” donde viene el videojuego y el DLC.

Valoración personal
  • 85%
    Gráficos - 85%
  • 95%
    Sonido - 95%
  • 90%
    Jugabilidad - 90%
  • 90%
    Duración - 90%
90%

Resumen

Mario + Rabbids Kingdom Battle es un juego de estrategia que llama la atención por su dificultad. Si a esto le sumas la jugabilidad y ambientación tan buenas, se convierte en un juego perfecto para iniciarse en los títulos de estrategia por turnos. Además, una vez superada la historia principal hay un “postgame” con capítulos ocultos y desafíos donde tendrás que estrujarte el cerebro para conseguir resolverlos en una cantidad incalculable de horas. Y no hay que olvidarse del apartado audiovisual, especialmente de la banda sonora, es uno de esos juegos que recomiendo escuchar con auriculares para apreciar bien todos los detalles. En definitiva, este título de Ubisoft es una de las joyas ocultas del catálogo de la Gran N. Un juego 100% recomendable que por 20€ es un auténtico regalo y tendrás una cantidad ingente de horas de diversión.

Palomario64

Gamer exclusiva de Nintendo e Ingeniera de Caminos por ese orden. Los juegos de plataformas son mis favoritos. Nací con una Game Boy debajo del brazo. Mi primera Game Boy propia fue la Game Boy Color y el primer juego Pokémon Rojo. Si quieres saber más de mí estoy en redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: ¡¡Contenido Protegido!!
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
A %d blogueros les gusta esto: